Archivo de la etiqueta: SLOW

PIEDRAS DECORADAS CON MANDALAS

Estándar

 

Antes de comenzar, ¿qué es un mandala?

Mandala es una palabra que en sánscrito significa círculo sagrado.

El mandala viene a ser una representación del universo, y su uso está documentado desde tiempos antiguos; de Egipto, hasta China, pasando por India e incluso los druidas en España.

Las diferentes culturas coinciden, sin embargo, en que el mandala conduce hacia el camino de la unidad del ser, por lo que se utiliza como método de relajación y meditación.

¿Por qué pintar un mandala?

Estos son sólo algunos de los beneficios que nos puede aportar crear un mandala:

  • Potencia la creatividad
  • Expande la conciencia
  • Nos reconecta con nuestro ser esencial
  • Nos ayuda a mejorar la comunicación con el mundo
  • Nos permite desarrollar la auto-observación y la auto-aceptación
  • Nos centra
  • Nos armoniza
  • Nos hace sentir paz y bienestar

Y por otra parte, quedan tan bonitos para decorar cualquier rincón de nuestra casa 😉

Ahora sí, empezamos…

¿Qué necesitamos?

  • Piedras. Yo prefiero las de cantos rodados y lo más planitas posibles. En Mallorca hay muchas calas donde puedo encontrarlas.
  • Pintura acrílica para superficies porosas. Yo utilizo la marca Folkart, que es de bastante buena calidad y buen precio. Cada botecito, unos 2€.
  • Rotuladores permanentes para trazar los dibujos. Los que he estado utilizando hasta ahora son de la marca Edding, y también tengo de Staedtler.
  • Rotuladores acrílicos opacos. Mi último descubrimiento. Como los rotuladores permanentes de colores no son nada cubrientes, no me servían, así que tras preguntar y preguntar encontré estos de la marca POSCA que al ser opacos, cubren muy bien. Además tienen en punta fina (0.7mm), y van genial para rellenar los dibujos. El precio, algo más de 2€ cada uno.
  • Barniz vitrificador ultrabrillante. Sirve para mantener mejor los colores a largo plazo y además le da un efecto brillante muy bonito. Este producto es muy bueno, pero un poco caro, el botecito grande de 180ml, casi 10€. También se utiliza para hacer trabajos de decoupage.
  • Un pincel plano.
  • Toda tu imaginación, creatividad, y dejarte llevar por el momento y el mandala. Lo que surja.¿Cuáles son los pasos a seguir?

    Antes de nada pintamos las piedras de un color base que nos guste. Primero por un lado y al cabo de una hora más o menos ya podemos darle la vuelta para pintar el otro. Una vez secas (mejor dejarlas reposar un día al menos), empezamos a dibujarlascon un rotulador permanente negro o blanco (según el color que hayamos escogido para la piedra).

    Recuerda que el mandala empieza siempre con un punto en el centro y vamos dibujando alrededor de él.

VIDEO:   https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=d4Z86W9GBw4

 

FUENTE: demicasaalmundo.com

Anuncios

MAS DESPACIO CON LOS NIÑOS (CARL HONORÉ)

Estándar

Más despacio con los hijos: un encuentro con Carl Honoré

Aquél fue un momento de revelación para Carl Honoré, precursor del movimiento “Slow”, que en su intervención en el congreso “El Ser Creativo” celebrado en Málaga defendió las ventajas de desacelerar, parar un poco, o mejor dicho, “hacer las cosas en su tiempo justo”.

Niños contagiados por el virus de la prisa

La aceleración que observamos en todos los ámbitos de la vida moderna (la comida, el trabajo, el deporte, las relaciones) afecta especialmente a nuestroshijos.

En su libro ” Bajo Presión”, Honoré describe cómo desde la cuna nuestrosniños viven contagiados del virus de la prisa: les ponemos música desde muy pronto para mejorar su desarrollo, los apuntamos a actividades con solo meses y luego los sometemos a rígidos horarios y actividades extraescolares.

Este ritmo trepidante añade una gran cantidad de ansiedad a su vida, merma la capacidad de aprendizaje de los niños, dificulta sus relaciones sociales y, por supuesto, la autoestima que están construyendo.

“La crianza sin presión consiste en dejar a nuestros hijos averiguar lo que son y no lo que queremos que sean. Esto significa dejar que las cosas sucedan en lugar de forzarlas. Significa aceptar que los aprendizajes y experiencias más enriqucedores a menudo son imposibles de medirse o clasificarse en un curriculum vitae”.

Los niños necesitan momentos de aburrimiento

“Lo que los niños necesitan es tiempo, lentitud, momentos incluso de aburrimiento, porque es ahí como expresan su creatividad, aprenden a socializarse y a conocerse”, expresó en el congreso de Málaga.

Según Honoré, con tantas prisas se nos ha olvidado cómo disfrutar plenamente del momento, solos o con otros. ¿Podemos de verdad ralentizar nuestro ritmo en este mundo de prisas, diferenciar lo urgente de lo importante, dedicar más tiempo a lo que de verdad consideramos importante? “Sí”, afirmó categórico.

Él, que se reconoció un ex adicto a la velocidad, aseguró que desacelerar le cambió la vida: “soy más feliz, más productivo, mis relaciones son más fuertes y, la prueba definitiva: leo a mi hijo los cuentos con todas las palabras”.

El movimiento “Slow”

Carl Honoré es defensor del movimiento “Slow”, que intentarecuperar la calma perdida en las sociedades desarrolladas para saborear la vida de otra manera.

Honoré, autor también de “Elogio de la lentitud”, ha descrito el movimento “Slow” como “una revolución cultural. Un uso del tiempo más sano, máshumano y -y esto no es una paradoja- más productivo. De tratar de hacer cada cosa lo mejor posible, en vez de hacerla lo más rápido posible. Es una filosofía que se puede aplicar en todos los ámbitos: comida, sexo, trabajo, diseño, medicina…”.

“Hemos creado una embrutecedora cultura del perfeccionismo. Esperamos que todo sea perfecto -nuestros dientes, nuestros cuerpos, nuestras vacaciones-. Y queremos hijos perfectos para redondear el retrato. El problema es que no hay tal cosa y esa búsqueda se está volviendo contra nosotros”.

FUENTE: http://www.serpadres.es/1-2-anos/educacion-estimulacion/articulo/mas-despacio-con-los-hijos-un-encuentro-con-carl-honore