Archivo de la categoría: Doula

Relactación

Estándar

LACTANCIA Y RELACTACIÓN

Muchas mamás que comienzan con mal pie en su lactancia querrían conseguir una lactancia materna exclusiva para poder olvidarse de los famosos “biberones de apoyo”, otras mamás que poco a poco han ido perdiendo su lactancia o que por algún motivo médico dejaron de amamantar, querrían recuperarla y otras mamás que la han perdido por completo sueñan con “volver a tener leche” y poder amamantar a sus bebés.

Pues sí, la relactación es posible, aunque no lo creas. Incluso mamás que no han dado el pecho y han adoptado a sus hijos han conseguido hacerlo con información, apoyo y mucha constancia.

¿PERO LA RELACTACIÓN QUÉ ES?

Cuando una madre ha interrumpido la lactancia materna y desea volver a recuperar la producción de leche para amamantar de nuevo o bien cuando una mamá ha adoptado a un hijo y desea darle el pecho.

También se considera relactación cuando una mamá que alimenta a su bebé con lactancia mixta (biberones + pecho) quiere volver a lactancia materna exclusiva.

COSAS QUE FACILITAN LA RELACTACIÓN

– Edad del niño: cuanto más pequeño más fácil será la relactación

– Tiempo de interrupción de la lactancia: si hace poco tiempo que se ha dejado el pecho será más fácil volver a conseguirlo

– Cuando el niño quiere mamar y además lo hace con eficacia es más fácil conseguir una relactación. Si el bebé ya tenía problemas de succión con anterioridad (frenillo, retrognatia…) costará un poco más de conseguir

– La confianza de la madre y el apoyo que tenga: una madre que confía en su capacidad de lactar tiene muchas probabilidades de conseguirlo. Además necesitará mucho apoyo porque la relactación requiere mucha disponibilidad y piel con piel

¿CÓMO LO HACEMOS?

Cada caso es diferente y para estudiarlo, lo ideal sería que la madre acudiera a un Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna y contara con la ayuda de una Asesora de Lactancia o bien de una consultora de lactancia IBCLC (en los casos más complicados). Pero en líneas generales se suele actuar de la siguiente forma:

– Poner al bebé al pecho muy frecuentemente. Cada vez que lo pida o cuando parezca que lo va a pedir. Si se pone al pecho cada hora mejor que cada dos.

– Dormir con el bebé para facilitar las tomas nocturnas que ayudan mucho a la producción de leche por el aumento de la prolactina

– No dar biberones ni chupetes ni nada que pueda interferir en la lactancia (en las relactaciones este punto es muy importante)

– Si el bebé necesita suplementos darlos con un relactador o de otra forma: cucharilla, paladai, vaso, jeringa, etc.

– Practicar el piel con piel con el bebé. Olvidarse del teléfono, de la organización del hogar, de las visitas…fundirse con el bebé y pasar muchas horas piel con piel (todas las que se puedan)

– Si el bebé no quiere mamar, la madre deberá estimular la producción de leche extrayéndosela bien manualmente o bien de forma mecánica.

– Disminuir paulatinamente la cantidad de leche suministrada como suplemento hasta eliminarla por completo

¿QUÉ ES UN RELACTADOR?

Mi forma preferida de dar suplementos a bebés que están siendo relactados es mediante el uso de un relactador. Para mi es la forma más efectiva de estimular al mismo tiempo la producción de leche de la madre y la succión del bebé (porque cuando mama obtiene leche y no se frustra).

El relactador consta de una bolsita con leche (de fórmula o materna extraida) y un tubito muy fino que se introduce en la boca del bebé mientras succiona el pecho.

Es un sistema fantástico porque:

– El bebé obtiene leche al mamar y así no se pone nervioso

– La mamá consigue que el bebé succione el pecho lo que estimula su producción

Si no dispones de la bolsita para relactar a tu bebé, puedes fabricarte tu propio relactador casero con un vasito y un tubito (cuanto más fino sea mucho mejor).

A veces puede ayudar si la mamá se pega el tubito a la piel con esparadrapo para no tener que estar sujetándolo todo el rato que el bebé mama.

CONCLUSIONES

Si se quiere se puede relactar. La madre necesitará información, mucho apoyo, confiar en sí misma y dedicar el tiempo que sea necesario para conseguirlo.

El bebé necesitará piel con piel, disponibilidad al pecho siempre que quiera y obtención de leche.

Toda la familia necesitará que les dejen tranquilos y les apoyen en su decisión de relactar.

Fuente: http://www.maternidadcontinuum.com/2012/06/lactancia-materna-¿como-conseguir-una-relactacion/

Anuncios

Etapas emocionales del trabajo de parto

Estándar

Imagen

Más allá de las obvias señales físicas de que se está en trabajo de parto, hay algunas etapas emocionales que ayudan a determinar el progreso de una mujer en trabajo de parto y de asistirla emocionalmente durante su proceso.

Primera Etapa Temprana

(0-unos 4 centímetros de dilatación – aproximado)

En el inicio del trabajo de parto, la mujer  puede no estar segura si realmente está en trabajo de parto. Ella puede parecer excitada o nerviosa cuando empieza a notar las expansiones. Algunas mujeres se vuelven inquietas y habladoras. Probablemente pueda continuar su rutina diaria. Muchas veces ella tendrá hambre en este momento.

Como Doula es importante que no te emociones demasiado, ya que  puede o no puede ser verdadero trabajo de parto. Lo mejor es animarla a dar un paseo, comer, beber, ducharse y descasar.

Primera Etapa Establecida

A medida que su trabajo adquiere un patrón, ella se dará cuenta, “Esto es!” Esta aceptación puede ser emocionante y abrumadora para ella. Es posible que deba dejar de hacer lo que está haciendo y concentrarse durante las expansiones. Entre una sensación y otra aún conversa. Pero ya está  consciente de los muchos cambios que se producen en su cuerpo.

La Doula o acompañante debe animarla a caminar. Caminar ayuda a abrir la entrada de la pelvis y se estima que acortar el trabajo en casi 28%. La madre debe tener libertad de movimiento y la doula debe estar comprometida a quedarse con ella desde este punto en adelante. Contar la duración de las expansiones (duración e intervalo) puede ayudar a determinar su ritmo de trabajo.

Activo

Fase Activa  (unos 4-9 centímetros de dilatación)

A medida que el trabajo se intensifica, el estado emocional de la mujer estará mucho más serio y decidido. Está trabajando duro y probablemente no quiera que le molesten durante las expansiones. Ella puede comenzar a perder su modestia en este punto. Es muy probable que pierda el apetito y que sienta la necesidad de usar el baño con frecuencia.

Es muy importante que la Doula mantenga un ambiente de paz y tranquilidad. Luces bajas y tranquilidad son lo que normalmente necesita en ese punto. Se debe alentar a la mujer a beber  e ir al baño con frecuencia. Esta etapa del trabajo de parto puede ser un trabajo duro y que realmente necesitan apoyo emocional y palabras alentadoras.

Transición

(unos 9 centímetros de dilatación, a veces menos)

A medida que sus transiciones del cuerpo de la primera a la segunda etapa del trabajo, puede llegar a confundirse. Es común que las mujeres se sientan emocionalmente inseguras durante esta etapa. Muchas mujeres lloran y se sienten abrumadas. Ella puede asustarse o querer darse por vencida. Estas son buenas señales e indicar que el bebé llegará muy pronto!

Reconocer la transición es lo más importante que una Doula puede hacer. Se necesitará una gran cantidad de consuelo y aliento en ese momento. Ella no debe ser molestada. Recuérdele que debe enfocarse en una expansión a la vez. Este es el momento en que muchas mujeres solicitan alivio para el dolor. Aunque la transición puede ser la parte más difícil del trabajo, por lo general no dura mucho tiempo. Dígale que lo está haciendo muy bien y asegúrale que ella puede hacer esto!

Segunda Etapa

Este es el momento para empujar al bebé hacia afuera. Ella poco a poco o de repente sentirá  una necesidad de pujar. Por lo general obtendrá una explosión de energía, se calma y está decidida a conseguirlo y terminar el trabajo de parto. Es posible que la mujer sienta una sensación de alivio y placer en tomar un papel más activo. También ocurre que las contracciones parezcan detenerse, que la mujer se tumbe a descansar solo para incorporarse a los pocos minutos lista para pujar.

Se necesitará una gran cantidad de amor, aliento y apoyo emocional. Si ella ha evitado medicamentos para el dolor que ella y tiene libertad de movimiento elegirá la mejor posición para ella. La Doula debe recordarle  relajarse completamente entre las expansiones para recuperar su energía. Es importante que se tome ventaja de este regalo de tiempo entre expansiones para descansar.

Es impresionante la gama de sentimientos que los nuevos padres experimentan en el momento del nacimiento. Después de tanto tiempo, trabajo y esfuerzo, lo han logrado; de repente, el dolor se ha ido y el bebé está ahí.

Tercera Etapa

Se refiera a la expulsión de la placenta después del nacimiento del bebé. Lo más probable es que la madre está demasiado excitada y atrapada en el alivio y la alegría del nacimiento.

Es importante que el bebé se coloque piel a piel con su madre. La estimulación temprana del pezón por parte del bebé causará importantes contracciones uterinas que ayudan a expulsar la placenta y evitar el sangrado excesivo materna. Los primeros momentos son sagrados y la madre, el bebé, deben ser alentados a interactuar suavemente y con amor. Suponiendo que la madre haya tenido un parto sin medicamentos, no debe haber ninguna razón para apresurarse para pinzar  y cortar el cordón. Por lo general los médicos que reconoce la importancia de estos primeros momentos y lo fundamental de  retrasar el pinzamiento del cordón y no apresurarse en lavar, pesar, o manejar al bebé.

*basado en uno de los aspectos que cubre el método Bradley

Girar a un bebé que viene de nalgas

Estándar

Según Sheila Kitzinger, los fetos que están de nalgas al final del embarazo a menudo se dan la vuelta y se ponen cabeza abajo cuando comienza el parto. Cerca de un 14% están de nalgas a las 32 semanas. La probabilidad de que se giren después es de tres entre cinco, y todavía a las 36 semanas de uno entre cuatro, aunque es menos probable si el feto tiene las piernas estiradas, porque éstas añaden rigidez al cuerpo y dificultan el giro. Algunos fetos incluso cambian de postura una vez que el parto ha comenzado, siempre que tengan suficiente espacio. Hay varias técnicas para ayudar al bebé a girarse:

POSICIONES

Para ayudar al bebé a ponerse en presentación cefálica se pueden intentar posiciones que levanten sus nalgas para sacarlas de la pelvis de la madre.  Estas posturas se pueden hacer en cualquier momento del embarazo, pero son más efectivas a partir de la semana 35-36, pues antes el bebé todavía tiene mucho espacio y, aunque se gire, puede tender a ponerse otra vez en posición de nalgas.

INVERTIDA SOBRE EL ABDOMEN: Consiste en situar la cabeza por debajo del nivel de la pelvis: la madre se puede poner de rodillas, con brazos y manos apoyados en el suelo. Para estar más cómoda se solocan unos cojines gruesos bajo la barriga.  También sirve apoyar la pelvis sobre una cama baja y asomarte a un lado de ésta o ponerse en unas escaleras con las manos más bajas que las rodillas. Hay que procurar dejar todo el espacio posible al bebé para moverse, con las rodillas bien separadas, de modo que no presionen el abdomen, e intentar mover la pelvis para animar al feto a que cambie de posición: los movimientos de balanceo y los giros son buenos. Aunque quizá no sea ésta precisamente la postura que usarías para relajarte, cuando estés razonablemente cómoda relájate y respira lenta y profundamente, aflojando los músculos abdominales con cada espiración de modo que el aire llegue hasta la pelvis. Aquí hay un video de la página http://www.spinningbabies.com

posicion elevada de la pelvis para girar al bebé de nalgasgirar al feto de nalgasINVERTIDA SOBRE LA ESPALDA: La madre se tumba boca arriba con las rodillas flexionadas y unos cojines gruesos debajo de la pelvis para elevarla. También se puede situar en el suelo, cerca de un sofá o silla, colocando las piernas encima del asiento. Si es necesario se puede poner un cojín bajo la cabeza para estar más cómoda. Otra opción es tumbarse en una superficie inclinada, como en una tabla de planchar, con la cabeza más baja que la pelvis. Estas posturas es mejor hacerlas con el estómago vacío ;)

GATEAR: Caminar a cuatro patas es una buena manera de ayudar a girarse al bebé, aunque es recomendable que se haga sobre superficies blandas, como alfombras o esterillas o que la madre lleve protección para rodillas y manos, pues con el peso extra puede hacerse daño.

posiciones para girar a un bebé de nalgasPOSICIÓN DEL GATO: 1.Colocarse de rodillas apoyada en las manos con los dedos totalmente extendidos y la espalda plana e inspirar

2. (abajo a la izquierda)Al exhalar, apoyar bien las manos y arquear la espalda metiendo el cóxis y acercando la barbilla al pecho, imitando a un gato cuando se eriza.

3. (arriba derecha) Inhalar, arquear la espalda hacia abajo,  levantando la cabeza y subiendo las nalgas. 4. Repetir esta secuencia al ritmo de la respiración durante un rato.

Todas estas posiciones se pueden ir alternando,  manteniéndolas durante 15-20 minutos cada una, colocándonos en una de ellas cada 2 o 3 horas. Es mejor realizarlas cuando el bebé esté despierto y activo. Se puede tomar un zumo o algo dulce unos minutos antes de hacer el ejercicio, ya que esto estimulará al bebé a moverse más.

TRUCOS “DE LA ABUELA”

Hay varias formas de atraer la cabeza del bebé hasta el pubis de la madra para que se coloque en la presentación ideal. No sé cúal será su eficacia, pero desde luego son métodos inocuos que merece la pena probar.

Calor: El bebé buscará siempre el confort, y está acostumbrado a temperaturas tibias. Por ello se puede colocar algo frío, como una bolsa de congelados en la parte superior del abdomen de la madre para que el bebé sienta el deseo de girarse. Otra posibilidad es hacerlo mientras la madre se da un baño tibio, para que el contraste sea mayor.

Luz: Los bebés ya tienen desarrollado completamente el sentido de la vista y pueden distinguir la luz o la oscuridad a través de las paredes del útero. Se puede colocar una linterna cerca del pubis de la madre para estimular al bebé a girarse hacia allí.

Música y/o voz: Al igual que los anteriores se trata de intentar que el bebé muestre más interés por lo que sucede en la parte baja del útero para girarse. Por tanto, podemos poner música con unos auriculares cerca del hueso púbico o hacer que el padre/hermano hable al bebé por esa zona, invitándole a girar.

COSAS QUE VAN BIEN:

Visualización. Es bueno visualizar un bebé colocado en posición cefálica y transmitirle que es así como nos gustaría que se pusiera. Para ello podemos utilizar técnicas de meditación o simplemente tomarnos un rato para relajarnos, tomar contacto con el bebé y visualizar cómo se gira y se pone en la postura ideal. También es buena idea colgar imágenes de bebés en posición cefálica por toda la casa.

Nadar es un ejercicio fantástico para todas las embarazadas y, gracias a la posición horizontal, muy recomendable para aquellas cuyo bebé está en posición de nalgas. Tirarse de cabeza, hacer volteretas en el agua o incluso el pino son ejercicios que se pueden hacer en una piscina y ayudarán a que el bebé se dé la vuelta.

Caminar. Igual que nadar es muy beneficioso para todas las embarazadas y el movimiento y balanceo ayuda al bebé a girarse.

Yoga: Muchas de las posturas adaptadas en el yoga para embarazadas ayudarán al bebé a girarse. En este tipo de yoga siempre se tiene en cuenta que el bebé tenga suficiente espacio en el abdomen. Además, el yoga favorece la comunicación entre madre y bebé, y es una buena manera de transmitirle lo que deseamos de él.

Masaje abdominal: Se puede realizar un masaje con crema poniendo la mano izquierda en la parte baja del abdomen y la derecha justo encima, y moviéndolas en la dirección de las agujas del reloj. Cuando la mano derecha llega a la parte superior del abdomen, se desliza la izquierda sobre la derecha y se mueve hacia abajo por la parte izquierda de la barriga. Así la mano izquierda guía, realizando un círculo completo en el sentido de las agujas del reloj. Se puede repetir este masaje durante 10 minutos varias veces al día.

OTROS MÉTODOS:

Hay otro tipo de prácticas para girar al bebé para los cuales hay que acudir a un profesional.

Moxibustión y acupuntura: Tengo que reconocer que soy bastante escéptica en cuanto a estas técnicas, aunque varias mamás me han contado su experiencia directa de éxito con ellas. Supongo que si mi bebé estuviera de nalgas en la semana 36-37 lo probaría. Se trata de estimular un punto de acupuntura (el 67 de vejiga) que se encuentra en el lateral del dedo meñique del pie. En acupuntura se hace con agujas y en la moxibustión se realiza mediante calor con una moxa, que es un rollo de artemisa incandescente que despide calor y aroma. Aquí tenéis una demostración (en inglés):

Versión externa El masaje abdominal (versión externa) a la madre, al final del embarazo, tiene éxito en un 60% de los casos. Se trata de girar al bebé desde fuera y se lleva a cabo por un profesional y en un entorno hospitalario. Se realiza normalmente en las semanas 36-37, pues antes podría desencadenar el parto demasiado prematuramente y si se hiciera después no habría suficiente espacio en el útero para girar al bebé. Se hace una ecografía previa y una al finalizar la maniobra para cerciorarse de que el bebé se ha colocado correctamente en posición cefálica. No la hacen en todos los centros hospitalarios, por lo que es importante contar con un poco de tiempo para localizar a un profesional sanitario con experiencia capaz de hacerla. Es una alternativa sencilla y segura a la cesárea. En este vídeo se ve muy bien cómo se gira al bebé:

Técnica de Webster en quiropráctica.Mediante ajustes en el cuerpo de la madre se trata de girar al bebé para que se ponga en la posición correcta. En este video se puede ver una demostración:

¿Y SI EL BEBÉ NO SE GIRA?

Que el bebé esté en posición de nalgas no quiere decir que tenga que nacer mediante cesárea. Desafortunadamente, durante las últimas décadas se ha abandonado la práctica de atender partos vaginales de nalgas, por lo que muchos ginecólogos no tienen experiencia con este tipo de partos y prefieren hacer una cesárea directamente. Si deseas un parto vaginal deberás informarte antes sobre los protocolos en el centro al que vayas a acudir y buscar un profesional que respete tu decisión. Para que el parto de nalgas sea seguro deben darse una serie de requisitos, como poder parir en posición vertical, que no haya sido provocado ni acelerado mediante la maniobra de Hamilton o con prostaglandinas u oxitocina sintética y no tirar del bebé, sino dejarlo deslizarse solo fuera del cuerpo de la madre.

Más información sobre partos vaginales de nalgas en la página web del Doctor Emilio Santos

Fuente:http://bebeagogo.wordpress.com/2011/05/27/girar-a-un-bebe-que-viene-de-nalgas/

En esta página hay tb videos explicativos

Santa Águeda: Protectora de los problemas de lactancia

Estándar

Hoy 5 de febrero se celebra en la orbe cristiana la festividad de Santa Águeda de Catania (también llamada Santa Agata o Santa Gadea en las versiones mas arcaicas del nombre). Considerada protectora de las mujeres, patrona de las enfermeras y a cuyo amparo suelen recurrir las mujeres creyentes ante los males de los pechos (el cáncer de mama tan cruelmente extendido en nuestros días), los partos difíciles y los problemas con la lactancia.

Los problemas durante el tiempo de lactancia suelen ser comunes: mastitis, perlas de leche, obstrucciones, abcesos, grietas, “falta de leche”… Muchos de ellos son provocados por mala colocación del bebe al pecho, otros por la falta de apoyo familiar y social y la proliferación de falsos mitos en torno a la lactancia. La mayor parte tienen fácil y rápida solución, pero si no son tratados a tiempo y cuentan con el asesoramiento adecuado pueden acabar con la lactancia, dejando un sabor agridulce a las mujeres que intentaron lactar pero que sucumbieron ante el dolor, la falta de información, el mal asesoramiento, la falta de ayuda y apoyo en el entorno familiar o colaboración del personal médico… Para subsanar estos posibles problemas y ayudar a las madres lactantes en su labor de amamantamiento surgen la liga de la leche, los grupos de apoyo a la lactancia y las asesoras de lactancia, las doulas, … mujeres que de forma desinteresada prestan su ayuda a las nuevas madres prestándoles sus consejos, sus vivencias, sus experiencias, su hombro para llorar, su oído para escuchar, su respuesta inmediata para conseguir que el problema deje de ser problema… Santa Águeda es la protectora de las dificultades en la lactancia. Los grupos de apoyo y las asesoras de lactancia las mujeres que se encargan de solucionarlos. Hoy 5 de febrero es su día. Muchas gracias a todas ellas por su gran labor…

(…/…)

El nombre de Águeda es de origen griego y etimologicamente su significado es “bondadosa” o “virtuosa”.

La vida y hechos de esta Santa protectora de las mujeres aparece recogida en la obra “La leyenda dorada” del hagiógrafo (persona que escribe sobre la vida y obra de los santos) Santiago de la Vorágine. Santiago cuenta que Águeda era una joven bellísima, hija de una familia noble que vivía en la zona de Catania (Sicilia, Italia) hacia el año 250, momento en que el emperador romano Dacio había ordenado una persecución implacable contra los seguidores de Jesucristo.

santa agueda de catania 2

Un día el senador de la zona, de nombre Quintianus, se enamoro perdidamente de ella y trato por todos los medios de conseguir sus favores. Pero Águeda se negaba una y otra vez explicándole que ella solo amaba a Jesucristo y que había decidido preservar su virginidad como muestra de su fe.

Quintianus enloquecido por el rechazo de la joven Águeda decidió someterla al que él consideraba el peor de los castigos: la perdida de su virginidad. Por lo que durante un mes ordeno encerrarla en un lupanar (una casa de prostitutas) y obligarla a cumplir los mil y un deseos de los hombres que allí acudieran… Águeda se refugio en la oración y milagrosamente pasado ese tiempo, seguía manteniendo su virginidad intacta.

santa agueda de catania 4

Quintianus perdió entonces toda la cordura y decidió torturarla salvajemente. Ordeno que le presionaran brutalmente los pechos y posteriormente se los cortaran. Mientras era sometida al martirio Águeda dirigiéndose a su torturador le dijo:

“Cruel tirano, ¿no te da vergüenza torturar en una mujer el mismo seno con el que de niño te alimentaste?”.

Sigue contando Santiago en “La leyenda dorada” que San Pedro se apareció ante la bella Águeda y le curo sus heridas, pero que Quintianus siguió torturándola arrojándola sobre carbones al rojo vivo hasta que finalmente expiro.

En la iconografía religiosa es común su representación con los pechos cortados, o siendo sometida a la tortura del brutal aplastamiento de sus senos. En varias imágenes podemos verla acompañada con el verdugo armado de tenazas y retorciendo su seno. También sosteniendo ella misma unas tenazas en la mano y un ángel con sus pechos en una bandeja o ella misma portando una bandeja o plato con sus senos cortados.

santa agueda de catania

Santa Águeda, patrona de las mujeres, protectora de los males de los pechos, de los partos difíciles y de las dificultades o problemas en la lactancia celebrará su festividad, entre otros lugares, en Zamarramala (Segovia), donde la fiesta de “Las Águedas” ha sido declarada de Interés Turístico Nacional. Esta festividad se remonta a la Edad Media (se tiene constancia de su celebración desde 1227) y en ella las mujeres reciben durante dos días el bastón de mando de la ciudad mientras encargan a los hombres las labores domésticas.

Esta festividad de Las Águedas dueñas de un matriarcado, tiene como predecesora pagana la figura de las amazonas, mujeres guerreras que según la mitología se amputaban uno de los pechos (el derecho) para poder disparar mejor sus arcos. Pueblo femenino que vivía independiente de los hombres a los que sólo acudía una vez al año para favorecer la continuidad de su estirpe.

amazona

La tradición popular oral ha recogido numerosas canciones o coplillas relativas a Santa Águeda y el martirio al que fue sometida. El escritor español José María de Cossío recogió este “Romance de Santa Agueda” de tradición aragonesa:

“Agueda que no quisiste
a los dioses adorar;
en prueba de tu constancia
las tetas te han de cortar;
y le respondió la santa
con afeuto singular;
—que cuerten por donde quieran,
que cuerten si han de cuertar—.
Y le cuertaron las tetas
como aquel que cuerta pan.”

Fuente: http://ecvlactando.com/2014/02/05/santa-agueda-protectora-de-los-problemas-en-la-lactancia/