Archivos Mensuales: mayo 2015

Círculos de Mujeres

Estándar

 

CIRCULOS DE MUJERES

Transcribimos un texto de Marianna de la Voz de la Arboleda de Gaia que explica con claridad y su experiencia en esa tarea, lo que significa realizar y pertenecer a un Circulo femenino.

Tambien sugerimos leer a la Dra. Shinoda Bolen en “El millonesimo circulo” ( Como transformarnos a nosotras mismas y al mundo), en el cual ofrece lineamientos simples para iniciar y sostener un Circulo.
La Dra. Bolen es una pionera inspirada en el trabajo con “Lo femenino” y ha aportado una extensa obra para nuestro autoconocimiento en tal sentido.

No podemos dejar de mencionar a la Dra, Clarissa Pinkola Estes reconocida por su libro “Mujeres que corren con los Lobos” que nos ha regalado una preciosa información para re-conectarnos con nuestra naturaleza y recomendamos sus cuentos para ser leídos y compartidos en circulo.

Que es un Circulos de Mujeres?

Un círculo de mujeres es un espacio de cultivo de lo femenino. Un ámbito neutral y seguro donde las mujeres nos re-unimos para compartir nuestra esencia, redéscubriéndola y actualizándola.
No nos sentamos al modo jerárquico en que alguien habla al frente y el resto mira sólo en esa dirección sin poder ver el rostro de todos los participantes ni escuchar sus palabras. Nos sentamos en círculo para recordar que todas tenemos derecho a ser vistas y escuchadas.
Las mujeres nos re-unimos en círculos para recordar quienes somos y aprender entre mujeres acerca de lo femenino.
Los círculos de mujeres tienen un fuego simbólico en el centro constituido por el profundo anhelo de los corazones maternales de que todos los seres tengan casa, comida, sustento, dignidad, salud, libertad y paz; y vivan en comunión con la madre Tierra.
Cada círculo de mujeres es un embrión que hace visible el poder de las madres, de las hijas, de las hermanas; de las esposas, de las abuelas; de las amantes, de las amigas. Un lugar donde aprender a confiar en nosotras mismas y en nuestra manera de entender el mundo.

Un manantial donde abrevar para recobrar fuerza y aliento.
Un espacio donde encontrar verdadero apoyo para llevar adelante ideas y proyectos.
En el círculo, la atención y la escucha devienen poderosas herramientas de sanación cuando abrimos la rueda de palabra, práctica tomada de las tradiciones nativas americanas.
En la rueda, cuando una mujer tiene la palabra el espacio le pertenece por completo, y todas la escuchan. Ella habla desde el fondo de su corazón expresando su verdad y sus preocupaciones. Las otras escuchan con todas las células de su cuerpo, sin juzgar, interrumpir u opinar. Lo que esa mujer dice no se comenta y, cuando ella ha acabado, habla la siguiente.
Y es entonces, desde la escucha sin juicio, cuando comienzan los milagros que nos descubren que cada mujer -en su carisma y en su etapa vital, en su experiencia y en sus heridas-, siendo única es igual a todas.
El círculo de mujeres deviene así círculo de espejos donde cada mujer nos refleja que todas somos una, y todas albergamos la profunda necesidad de que el modo femenino de vivir las cosas pueda hacer su aportación en este mundo sufriente al borde del colapso.
Qué hacemos en los encuentros?
Bailar, cantar, leer algún texto, meditar , permanecer en silencio, hacer juntas algún trabajo creativo . y comer y beber en espíritu de celebración son el tipo de actividades adecuadas para los encuentros, que siempre concluyen con la rueda de palabra.
Para diseñar los trabajos es importante ser creativas y dar rienda
suelta a la imaginación.

Hay muchas estructuras diferentes de círculos de mujeres. Algunos están conducidos por alguna que ya tiene experiencia, otros se reparten alternativamente ,la conducción o carecen de ella e improvisan el encuentro sobre la marcha.
Hay círculos cerrados, donde las mujeres siempre son las mismas; y círculos abiertos a los cuales puede asistir cualquier mujer que lo desee. Todas las formas son válidas si se adaptan a las necesidades del quienes participan.
Si hay conducción es bueno recordar que conducir es servir, o sea estar al servicio de la energía del círculo. No debe asustarnos asumir esa responsabilidad; el desafío es lograr conducir de un modo no jerárquico que a todas beneficie y, a la vez, lograr ser una más en el grupo.

Es bonito que cada círculo tenga un nombre elegido por todas las mujeres. Cualquier miembro del círculo que tenga conocimientos de canto, manualidades, danza, teatro, meditación, etc. puede hacer aportes de gran utilidad y es bueno que cada mujer ,comparta lo que sabe hacer, desde un pastel hasta cantar una canción.
Los círculos de mujeres aceleran la necesaria transformación del mundo. Cuantas más círculos se creen, más mujeres despertarán y aportarán para que la esencia femenina retorne y florezca en la Tierra y en la familia humana.

Marianna
(La Voz de la Arboleda de Gaia ).

Sin residuos

Estándar

12 consejos para llevar una vida Zero Waste

 

  1. Olvídate de las botellas de plástico y consigue una botella de acero o vidrio para llevar el agua o tu zumo favorito. (También te puede servir un simple tarro de cristal).
  2. Nada de tomar café en vasos desechables, mucho mejor llevar tu propio termo de acero con el café o el té hecho en casa.
  3. Necesitas unas bolsas de tela para hacer la compra, así dejarás de acumular bolsas de plástico en casa.
  4. ¡Los tarros de cristal serán tus amigos! Te servirán para guardar todos los alimentos que compres a granel y así evitarás los envases plásticos.
  5. ¡Compra en el mercado! Aprovecha para llevar tus bolsas de tela y así evitar el plástico.
  6. Tus productos de limpieza serán tres: bicarbonato, vinagre blanco y jabón de Castilla. Con ellos podrás abrillantar, desatascar y hasta lavarte el pelo!
  7. Haz tus propios cosméticos, te aseguro que es totalmente posible. Yo lo estoy descubriendo con elCurso de Cosmética Natural para Principiantes de Organicus.
  8. Utiliza siempre platos de cerámica y servilletas de tela.
  9. Deja de comprar libros, CDs, y DVDs! Con internet es posible hacerlo todo online!
  10. Cuando hagas un regalo utiliza tu tela o trapo favorito y envuélvelo con la técnica Furoshiki, además de zero waste, serás muy original.
  11. Compra los alimentos que necesites y cocina lo justo. Si te sobra comida, ¡no la tires! Y para hacer la lista de la compra: reutiliza papel usado por una sola cara.
  12. Y como decimos en nuestro manifiesto: “Da una segunda oportunidad a las cosas: repáralas, reutilízalas, restáuralas…”

Fuente: esturirafi.com

Los 10 malos hábitos en la nutrición familiar

Estándar

1. La excesiva improvisación. La mayoría de las familias (hasta un 80% según algunos estudios) no planifica sus menús semanales. El resultado de la desorganización es una práctica alimentaria desequilibrada que conduce al exceso de peso. Se impone el aprendizaje de conocimientos básicos de alimentación para adquirir criterio nutricional y organizarse mejor. Sin duda, alimentarse bien hoy en día requiere reflexión, una compra inteligente para escoger bien sin dejarse el bolsillo y cocinar un poco más.

2. La sistematización del menú a la carta. Salvo excepciones, se recomienda que la familia, pequeños y grandes, se siente a la mesa para compartir los alimentos, con variaciones en la cantidad y en el ritmo que se pueden respetar. Pero atender los antojos individuales por sistema, o preguntar lo que apetece comer a los pequeños, acaba por romper el balance nutricional o bien convirtiendo la cena en un sainete.

3. Saltarse el desayuno. No desayunar o hacerlo de forma desequilibrada con un exceso de azúcares y grasas perjudiciales es un lugar común en muchos hogares. Resulta útil la provisión de distintos tipos de pan de cereal completo, semillas, frutos secos, aceite de oliva virgen, huevos, queso, atún, embutidos magros, frutas o yogur. Para terminar el ayuno nocturno resulta agradable y necesaria la ingesta de líquido: agua, infusiones, fruta recién exprimida, leche, bebidas vegetales y después seguir con el cereal y la proteína (embutido magro, atún o queso) o prepararlo para llevar (bocadillo).

4. Picotear a todas horas. Cuando las colaciones (cuatro o cinco) se han distribuido bien y se han planificado con criterio sus contenidos, los niveles de azúcar en sangre son más estables (menos subidas y bajadas) y, en consecuencia, es menos probable que apetezca picar entre horas. Los niños que aprenden a comer a sus horas respetan mejor los intervalos y la familia no siente justificación alguna para romper su ritmo con los populares ‘snacks’ dulces y salados.

5. Comidas tardías y/o copiosas. Los humanos poseemos un ‘reloj interno’ que ajusta los horarios de ingesta con el gasto energético. Parecería pues ilógico demorar la comida y/o la cena más allá de lo necesario. La solución pasa por conciliar mejor los horarios y agendas familiares para comer antes y cenar pronto. En nuestro país se tiende a cenar tarde y demasiado. Entonces, ¿Cómo van a tener hambre al día siguiente nuestros escolares para el desayuno? Es prioritario adelantar los horarios y organizarse para cenar juntos en familia prontito. La cena debería ser reconfortante pero liviana, para completar las necesidades de todos, sin excesos. Para ello, la verdura, las ensaladas y las sopas se erigen como protagonistas.

6. Refrescos azucarados. Las necesidades calóricas de nuestros escolares no son ilimitadas y si las cubrimos, en mayor o menor parte, con calorías vacías, restamos opciones a otros alimentos que sí aportan compuestos bioactivos (minerales, vitaminas o antioxidantes). Cuando se trata de saciar la sed el agua no tiene rival.

7. Comida rápida. El azúcar o los carbohidratos de absorción rápida se esconden también en la bollería, las galletas, el pan blanco, la pasta y el arroz muy hechos, salsas, helados y postres lácteos y muchos alimentos procesados (sopas preparadas, pizzas y precocinados). Todos ellos son muy atractivos, sabrosos, baratos y de fácil acceso pero conducen a una elevación rápida de los niveles de azúcar en sangre y si no se ‘queman’ se almacenarán en forma de grasa. Cuando estos niveles caen bruscamente a las dos horas se despierta la voracidad por seguir consumiendo estos alimentos. Parece sensato identificar este tipo de comida solamente con el ocio eventual o excepcional.

8. Demasiada carne y poca verdura. “Al menos termina el filete” suplican algunas mamás. La proteína animal no debe ocupar más de una cuarta parte del plato o bandeja, al igual que las legumbres y/o los cereales del menú. Cereales y legumbres se complementan muy bien y contribuyen también al aporte proteico. Bastan pues pequeñas porciones de carne blanca o de pescado. La carne roja debe ser de consumo semanal, pero no diario. Los verdaderos protagonistas deben ser las verduras y hortalizas y en menor medida la fruta, representando en volumen, la mitad de la colación.

9. Malinterpretar las recomendaciones, confundir los términos. La recomendación de comer más granos y cereal completo no se refiere a aumentar el número de tostadas o de raciones de ‘barquitos’ en el tazón del desayuno sino a incluir en las comidas la versión integral del grano de arroz, pasta o pan integral y atreverse con otros ‘granos’: quinoa, avena, mijo, cebada, espelta, trigo sarraceno o alforfón, que conjugan maravillosamente con las verduras o las ensaladas, popularizando merecidamente numerosas recetas en la red.

10. Aversión indiscriminada a todas las grasas. Es injusto e imprudente meter todas las grasas en el mismo ‘saco’. Mientras que la grasa hidrogenada de la bollería, algunas salsas y otros alimentos procesados perjudica seriamente la salud, la grasa insaturada del pescado azul, los frutos secos y semillas, aguacates y aceite de oliva debe formar parte del consumo habitual por sus propiedades beneficiosas. Eliminar la grasa visible de las carnes, disminuir el consumo de embutidos (y cuidar su calidad) y considerar la ingesta de lácteos desnatados en la población de riesgo de obesidad o alteraciones de los lípidos contribuirán a racionalizar la entrada de grasa saturada.

Fuente: http://www.farodevigo.es/vida-y-estilo/salud/2015/02/25/10-malos-habitos-nutricion-familiar/1191084.html

La bruja: una mujer bendecida por la Tierra, una poderosa hija de la Luna

Estándar

La bruja camina entre los mundos en busca de sabiduría para crear una vida mágica e inspiradora para sí misma y para quienes ama. Así que ella conoce y llama cariñosamente hogar a los reinos terrenales y celestiales.

Se sabe parte de la naturaleza; por lo tanto respeta y reverencia la vida en todas sus formas, así como se deleita con cada experiencia única que tiene en la Tierra. Cree en el sagrado ciclo vital, sin ignorar o temer la muerte y el renacimiento.

La bruja trabaja su magia todos los días, abrazándola como un credo de amor, realización y felicidad que transforma su persona y se extiende por el planeta entero. La magia (esa antigua, sagrada y profunda conexión con el todo) inspira y sana a la bruja; la motiva para actuar con seguridad y la ayuda a ser consciente de quién realmente es: la amada y poderosa hija de la Tierra, la Luna y el Universo.

La bruja da luz a infinitas posibilidades e ideas. Su pensamiento es inquieto, fértil y abierto. Su historia es inspiradora porque habla acerca del re-descubrimiento de una sabiduría espiritual milenaria y de un conocimiento que empodera y hace libre a quienes lo alcanzan con el corazón y la mente.

Ella traza su propio sendero porque tiene la firme creencia de que la responsabilidad personal, la ética propia, la disciplina, el autoanálisis y la independencia, son vitales para alcanzar su felicidad y bienestar. Por tanto no es extraño que la califiquen como rebelde y transgresora al no seguir los dogmas y las convenciones sociales. Sin embargo, no busca el enfrentamiento gratuito, sino que simplemente desea expresarse y defender sus ideales, convicciones y sueños. Después de todo, ella sabe que ser una bruja significa ser fiel a lo que eres y tener respeto por ti misma y los demás, independientemente de cualquier diferencia.

Ella reclama la palabra bruja como un título de honor, como un símbolo del poder femenino y de la mujer creativa, liberada de prejuicios y convencionalismos, y consciente de sus capacidades. Ella recupera esa esencia indomable, rebelde e íntimamente ligada con los ritmos y la sabiduría naturales. Ella recupera la magia y lo sagrado para sanar, proteger, crear y encontrar la plenitud. Ella defiende su decisión de caminar con entereza, coherencia, humildad y amor, el sendero de las mujeres benditas por la Tierra.

 

Crédito de autor: Alanna Luna

Fuente: https://brujasmujeresancestrales.wordpress.com/2014/03/20/la-bruja-una-mujer-bendecida-por-la-tierra-una-poderosa-hija-de-la-luna/

El despertar de la sacerdotisa

Estándar

“Para que despierte la Sacerdotisa”

Reloj de campana tócame las horas
para que despierten las mujeres todas
porque si despiertan todas las mujeres
irán recobrando sus grandes poderes

Reloj de campana tócame de prisa
para que despierte la sacerdotisa
la que invoca el cielo, la que invoca el agua
la que invoca el fuego, la que invoca el aire
la que lleva ofrendas a su Tierra Madre

Porque de sus hijas ella necesita
que canten y dancen llenas de contento
invocando siempre a los cuatro elementos

Aquí puedes escucharla: https://soundcloud.com/mujer-creciente/la-sacerdotisa