Girar a un bebé que viene de nalgas

Estándar

Según Sheila Kitzinger, los fetos que están de nalgas al final del embarazo a menudo se dan la vuelta y se ponen cabeza abajo cuando comienza el parto. Cerca de un 14% están de nalgas a las 32 semanas. La probabilidad de que se giren después es de tres entre cinco, y todavía a las 36 semanas de uno entre cuatro, aunque es menos probable si el feto tiene las piernas estiradas, porque éstas añaden rigidez al cuerpo y dificultan el giro. Algunos fetos incluso cambian de postura una vez que el parto ha comenzado, siempre que tengan suficiente espacio. Hay varias técnicas para ayudar al bebé a girarse:

POSICIONES

Para ayudar al bebé a ponerse en presentación cefálica se pueden intentar posiciones que levanten sus nalgas para sacarlas de la pelvis de la madre.  Estas posturas se pueden hacer en cualquier momento del embarazo, pero son más efectivas a partir de la semana 35-36, pues antes el bebé todavía tiene mucho espacio y, aunque se gire, puede tender a ponerse otra vez en posición de nalgas.

INVERTIDA SOBRE EL ABDOMEN: Consiste en situar la cabeza por debajo del nivel de la pelvis: la madre se puede poner de rodillas, con brazos y manos apoyados en el suelo. Para estar más cómoda se solocan unos cojines gruesos bajo la barriga.  También sirve apoyar la pelvis sobre una cama baja y asomarte a un lado de ésta o ponerse en unas escaleras con las manos más bajas que las rodillas. Hay que procurar dejar todo el espacio posible al bebé para moverse, con las rodillas bien separadas, de modo que no presionen el abdomen, e intentar mover la pelvis para animar al feto a que cambie de posición: los movimientos de balanceo y los giros son buenos. Aunque quizá no sea ésta precisamente la postura que usarías para relajarte, cuando estés razonablemente cómoda relájate y respira lenta y profundamente, aflojando los músculos abdominales con cada espiración de modo que el aire llegue hasta la pelvis. Aquí hay un video de la página http://www.spinningbabies.com

posicion elevada de la pelvis para girar al bebé de nalgasgirar al feto de nalgasINVERTIDA SOBRE LA ESPALDA: La madre se tumba boca arriba con las rodillas flexionadas y unos cojines gruesos debajo de la pelvis para elevarla. También se puede situar en el suelo, cerca de un sofá o silla, colocando las piernas encima del asiento. Si es necesario se puede poner un cojín bajo la cabeza para estar más cómoda. Otra opción es tumbarse en una superficie inclinada, como en una tabla de planchar, con la cabeza más baja que la pelvis. Estas posturas es mejor hacerlas con el estómago vacío ;)

GATEAR: Caminar a cuatro patas es una buena manera de ayudar a girarse al bebé, aunque es recomendable que se haga sobre superficies blandas, como alfombras o esterillas o que la madre lleve protección para rodillas y manos, pues con el peso extra puede hacerse daño.

posiciones para girar a un bebé de nalgasPOSICIÓN DEL GATO: 1.Colocarse de rodillas apoyada en las manos con los dedos totalmente extendidos y la espalda plana e inspirar

2. (abajo a la izquierda)Al exhalar, apoyar bien las manos y arquear la espalda metiendo el cóxis y acercando la barbilla al pecho, imitando a un gato cuando se eriza.

3. (arriba derecha) Inhalar, arquear la espalda hacia abajo,  levantando la cabeza y subiendo las nalgas. 4. Repetir esta secuencia al ritmo de la respiración durante un rato.

Todas estas posiciones se pueden ir alternando,  manteniéndolas durante 15-20 minutos cada una, colocándonos en una de ellas cada 2 o 3 horas. Es mejor realizarlas cuando el bebé esté despierto y activo. Se puede tomar un zumo o algo dulce unos minutos antes de hacer el ejercicio, ya que esto estimulará al bebé a moverse más.

TRUCOS “DE LA ABUELA”

Hay varias formas de atraer la cabeza del bebé hasta el pubis de la madra para que se coloque en la presentación ideal. No sé cúal será su eficacia, pero desde luego son métodos inocuos que merece la pena probar.

Calor: El bebé buscará siempre el confort, y está acostumbrado a temperaturas tibias. Por ello se puede colocar algo frío, como una bolsa de congelados en la parte superior del abdomen de la madre para que el bebé sienta el deseo de girarse. Otra posibilidad es hacerlo mientras la madre se da un baño tibio, para que el contraste sea mayor.

Luz: Los bebés ya tienen desarrollado completamente el sentido de la vista y pueden distinguir la luz o la oscuridad a través de las paredes del útero. Se puede colocar una linterna cerca del pubis de la madre para estimular al bebé a girarse hacia allí.

Música y/o voz: Al igual que los anteriores se trata de intentar que el bebé muestre más interés por lo que sucede en la parte baja del útero para girarse. Por tanto, podemos poner música con unos auriculares cerca del hueso púbico o hacer que el padre/hermano hable al bebé por esa zona, invitándole a girar.

COSAS QUE VAN BIEN:

Visualización. Es bueno visualizar un bebé colocado en posición cefálica y transmitirle que es así como nos gustaría que se pusiera. Para ello podemos utilizar técnicas de meditación o simplemente tomarnos un rato para relajarnos, tomar contacto con el bebé y visualizar cómo se gira y se pone en la postura ideal. También es buena idea colgar imágenes de bebés en posición cefálica por toda la casa.

Nadar es un ejercicio fantástico para todas las embarazadas y, gracias a la posición horizontal, muy recomendable para aquellas cuyo bebé está en posición de nalgas. Tirarse de cabeza, hacer volteretas en el agua o incluso el pino son ejercicios que se pueden hacer en una piscina y ayudarán a que el bebé se dé la vuelta.

Caminar. Igual que nadar es muy beneficioso para todas las embarazadas y el movimiento y balanceo ayuda al bebé a girarse.

Yoga: Muchas de las posturas adaptadas en el yoga para embarazadas ayudarán al bebé a girarse. En este tipo de yoga siempre se tiene en cuenta que el bebé tenga suficiente espacio en el abdomen. Además, el yoga favorece la comunicación entre madre y bebé, y es una buena manera de transmitirle lo que deseamos de él.

Masaje abdominal: Se puede realizar un masaje con crema poniendo la mano izquierda en la parte baja del abdomen y la derecha justo encima, y moviéndolas en la dirección de las agujas del reloj. Cuando la mano derecha llega a la parte superior del abdomen, se desliza la izquierda sobre la derecha y se mueve hacia abajo por la parte izquierda de la barriga. Así la mano izquierda guía, realizando un círculo completo en el sentido de las agujas del reloj. Se puede repetir este masaje durante 10 minutos varias veces al día.

OTROS MÉTODOS:

Hay otro tipo de prácticas para girar al bebé para los cuales hay que acudir a un profesional.

Moxibustión y acupuntura: Tengo que reconocer que soy bastante escéptica en cuanto a estas técnicas, aunque varias mamás me han contado su experiencia directa de éxito con ellas. Supongo que si mi bebé estuviera de nalgas en la semana 36-37 lo probaría. Se trata de estimular un punto de acupuntura (el 67 de vejiga) que se encuentra en el lateral del dedo meñique del pie. En acupuntura se hace con agujas y en la moxibustión se realiza mediante calor con una moxa, que es un rollo de artemisa incandescente que despide calor y aroma. Aquí tenéis una demostración (en inglés):

Versión externa El masaje abdominal (versión externa) a la madre, al final del embarazo, tiene éxito en un 60% de los casos. Se trata de girar al bebé desde fuera y se lleva a cabo por un profesional y en un entorno hospitalario. Se realiza normalmente en las semanas 36-37, pues antes podría desencadenar el parto demasiado prematuramente y si se hiciera después no habría suficiente espacio en el útero para girar al bebé. Se hace una ecografía previa y una al finalizar la maniobra para cerciorarse de que el bebé se ha colocado correctamente en posición cefálica. No la hacen en todos los centros hospitalarios, por lo que es importante contar con un poco de tiempo para localizar a un profesional sanitario con experiencia capaz de hacerla. Es una alternativa sencilla y segura a la cesárea. En este vídeo se ve muy bien cómo se gira al bebé:

Técnica de Webster en quiropráctica.Mediante ajustes en el cuerpo de la madre se trata de girar al bebé para que se ponga en la posición correcta. En este video se puede ver una demostración:

¿Y SI EL BEBÉ NO SE GIRA?

Que el bebé esté en posición de nalgas no quiere decir que tenga que nacer mediante cesárea. Desafortunadamente, durante las últimas décadas se ha abandonado la práctica de atender partos vaginales de nalgas, por lo que muchos ginecólogos no tienen experiencia con este tipo de partos y prefieren hacer una cesárea directamente. Si deseas un parto vaginal deberás informarte antes sobre los protocolos en el centro al que vayas a acudir y buscar un profesional que respete tu decisión. Para que el parto de nalgas sea seguro deben darse una serie de requisitos, como poder parir en posición vertical, que no haya sido provocado ni acelerado mediante la maniobra de Hamilton o con prostaglandinas u oxitocina sintética y no tirar del bebé, sino dejarlo deslizarse solo fuera del cuerpo de la madre.

Más información sobre partos vaginales de nalgas en la página web del Doctor Emilio Santos

Fuente:http://bebeagogo.wordpress.com/2011/05/27/girar-a-un-bebe-que-viene-de-nalgas/

En esta página hay tb videos explicativos

Anuncios

Me encantará leer tu opinión o tu experiencia. Gracias!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s